Enfrentan pobreza alimentaria 58 millones de mexicanos

www.adnpolitico.com

TEXCOCO, Méx.- Ante las condiciones de pobreza alimentaria en la que están 58 millones de mexicanos, la Universidad Autónoma de Chapingo (UACH) asumió su compromiso social para aglutinar nuevas propuestas de políticas públicas aplicables al campo, que permitan garantizar el aumento en la producción de alimentos y éstos lleguen a toda la población mexicana, aseguró ayer su rector, Carlos Alberto Villaseñor Perea,

En esa casa de estudios, sede del Congreso Nacional de Políticas Públicas para el Campo Seguridad y Soberanía Alimentaria, dijo, en su oportunidad, Nuria Urquía, representante de la FAO en México, que la agricultura mexicana no ha tenido un avance importante debido a que el 60 por ciento del gasto público se destina a los bienes privados y públicos de beneficio social, mientras que el restante se divide para el fomento productivo, lo que genera la falta de alimentos entre la población.

Detalló que con relación a la productividad agropecuaria que registra América Latina, México está por debajo de países como Nicaragua, Colombia, Paraguay, Uruguay, República Dominicana, Brasil, Venezuela, Argentina, Honduras, Guatemala, Ecuador, Costa Rica, Chile, Panamá, El Salvador, Haití, Bolivia y Perú.

Aseguró que entre los desafíos que tiene la política agroalimentaria de México está el entorno internacional difícil y volátil en materia económica y financiera, así como la marginalidad en la infraestructura y servicios que tiene el campo; “los productores sortean también los estragos del cambio climático, como son los fenómenos naturales extremos, brotes de enfermedades que perjudican la producción, aunado a una debilidad institucional; por lo que se debe de trabajar en áreas de oportunidad en coordinación entre los tres niveles de gobierno, organizaciones de productores, agroindustriales y

comerciantes”.

La representante de la FAO en México subrayó que se requiere mejorar la infraestructura, ampliar y diversificar los mercados internacionales, implementar sistemas de financiamiento de la banca de desarrollo, que incluye ahorro, crédito, seguro y servicios; sistemas de coberturas para aumentar la participación del productor de manera paulatina, contar con sistemas de sanidad más eficientes, ofrecer garantías sobre el cumplimiento de contratos, apoyos a la poscosecha y la comercialización.

Finalmente, J. Reyes Altamirano, director general de Investigación y Postgrado, consideró que la medida tomada por la Universidad Autónoma Chapingo para organizar el Congreso Nacional de Políticas Públicas para el Campo, Seguridad y Soberanía Alimentaria, junto con la Cámara de Senadores, el Congreso de la Unión, el Colegio de Posgraduados y la Universidad Agraria “Antonio Narro”, es sustancial para avanzar en la construcción de una política de Estado con una visión para beneficio del campo.

Fuente: El Sol de México

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *