En pobreza alimentaria 28 millones de mexicanos

TEXCOCO.- La ineficacia en el gasto público para la producción de alimentos en México ha generado que 28 millones de personas padezcan pobreza alimentaria, de los cuales 75 por ciento (20 millones) viven en el campo donde se producen. “La falta de políticas públicas adecuadas para este rubro generó que en el 2012 se destinara más de 374 millones de pesos para la importación de víveres”, señaló el director general de Investigación y Posgrado de la Universidad Autónoma Chapingo, J. Reyes Altamirano Cárdenas.

Explicó que de acuerdo a estudios de organismos internacionales nuestro país es la penúltima nación, sólo superado por Haití, que gasta más y produce menos alimentos, debido a que el presupuesto agrícola es destinado a las zonas que cuentan con infraestructura, donde se concentran los grandes productores, y se deja a un lado a los pequeños que son la mayoría, aunado a esto, el presupuesto público para atender la pobreza alimentaria, que asciende a 38 mil millones de pesos, no ha reducido el hambre, por el contrario se registra un incremento considerable.

Detalló que la dependencia alimentaria que vive México es alarmante, “tan sólo de soya, arroz y trigo se importa el 95 por ciento, 80 por ciento y 56 por ciento respectivamente, en tanto que de leche en polvo ocupamos el primer lugar; mientras que en maíz se adquieren once millones de toneladas, y en carne se obtienen de Estados Unidos, principalmente 40 por ciento, sin embargo, exportamos dos millones de becerros al país del norte, lo grave es que exportamos barato y compramos caro”.

El doctor Altamirano Cárdenas estableció que aunado a la ineficacia de las políticas públicas para el agro, un factor importante que ha traído severos daños al campo es el cambio climático que en 2011 provocó una pérdida de 15.5 millones de toneladas de producción agrícola por las heladas, sequías e inundaciones; además de la disminución de especies naturales, lo que ha llevado a la nación a ocupar quinto lugar como país mega diverso.

Aseguró que la problemática en el ámbito ambiental registra además la deforestación de 100 mil hectáreas de bosques, mientras que 60 por ciento de las tierras presentan degradación, mismo porcentaje enfrentan las cuencas hidrológicas que tienen problemas de contaminación.

El director general de Investigación y Posgrado de la Universidad Autónoma Chapingo informó que es urgente implementar políticas públicas que otorguen créditos para la producción de alimentos con tasa cero e incorporar a los productores que cuenten con hasta diez hectáreas para fomentar ésta de manera local. El doctor Altamirano Cárdenas explicó que para reducir la pobreza alimentaria, se consideró que es importante asignar a los DIF’s municipales la tarea de implementar los “Comedores Comunitarios” con los excedentes de la producción regional.

Fuente: El Sol de México

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *