Cae producción de gladiola por plantarse en suelos “enfermos”

TEXCOCO, Méx.-Investigadores de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh) informaron que ante el agotamiento de los suelos en el país por la proliferación de hongos y enfermedades, principalmente por la roya transversal, el 40% de la producción de gladiola se ve afectada, lo que evita la exportación de la flor a Estados Unidos.

El académico del departamento de Fitotecnia, José Merced Mejía Muñoz, explicó que México cuenta con mil 800 hectáreas para la siembra de gladiola, cuya producción anual es de 300 mil bulbos por hectárea, pero ante la presencia de hongos patógenos gradualmente se han registrado pérdidas en la cosecha de la flor.

“Esto afecta a los productores porque el mercado no paga el costo real de la producción, si tuviéramos gladiola libre de enfermedades, una gruesa puede alcanzar el precio de 240 pesos, pero ante estas condiciones se vende en 60 pesos”, lamentó.

El especialista de la UACh dijo que además los productores que se ven en la necesidad de rentar suelos para producir gladiola, se enfrentan al problema de un alza adicional al espacio alquilado, pues al enterarse de que es para siembra de esta flor, los dueños elevan el costo por la contaminación que genera, situación que se ha agravado desde hace más de 10 años con la propagación del hongo transversal que es muy agresivo con los cultivos.

Aseguró que Chapingo ha generado manuales y reglas técnicas de producción para obtener material certificado.

“Trabajamos en coordinación con el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS) de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación ( Sagarpa), donde se certifica que son materiales de calidad, que no se encuentra contaminado, con calidad nutricional y que la flor que se vende no se encuentra enferma”, indicó.

La UACh, dijo, trabaja con los técnicos del SNICS para demostrar que los documentos elaborados por los investigadores de Chapingo tienen validez para resolver estos problemas que afecta la producción de gladiola y así se garantice el abasto de material certificado de la flor y se pueda obtener hasta el 90% de la cosecha, con lo cual se busca también reemplazar el material enfermo y reducir gradualmente la contaminación del suelo.

Comentó que esta medida también pretende aumentar la exportación de la gladiola a los Estados Unidos, debido a que a los americanos les conviene comprar la flor a México porque les sale más barata que producirla en Florida o California.

Fuente: El Universal

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *