Pobladores piden que les regresen a Tláloc

Monolito-Tlaloc_MILIMA20140416_0629_8

Pobladores de Coatlinchan celebraron este Miércoles Santo, una misa de rogación en la que pidieron que llueva durante el ciclo agrícola, en tanto que hicieron un exhorto a las autoridades del INAH a regresar la pieza original conocida como Tláloc, que fue sacada del pueblo hace 50 años y que está actualmente en el Museo Nacional de Antropología e Historia.

Vecinos de la comunidad de Texcoco, se reunieron en el paraje La Cañada del Agua, de donde fue extraído el monolito para llevarlo al Distrito Federal.

Los lugareños, sin embargo, dijeron que realmente a quien se llevaron las autoridades federales es a Chalchiuhtlicue, “la que tiene su falda de jade”, considerada como la pareja de Tláloc.

En el paraje La Cañada, los vecinos participaron en una misa de rogación, en la que oraron para pedirle a Tláloc que llueva suficiente para tener un buen ciclo agrícola.

Recordaron que el 16 de abril de 1964, el gobierno federal que encabezaba el Presidente de la República, Adolfo López Mateos, determinó trasladar la pieza hacia el Museo Nacional de Antropología e Historia.

Algunos consideran que es Tláloc (Dios de la lluvia), a quien se llevaron de la comunidad de San Miguel Coatlinchán, municipio de Texcoco, y en donde los habitantes del aquel entonces se opusieron a la reubicación de este monolito de 164 toneladas de peso.

En mayo de 2007, el entonces gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, acudió a la Plaza Coatlinchán a develar una réplica de la deidad prehispánica, ante el alcalde texcocano, Constanzo de la Vega Membrillo.

En algunos pequeños instructivos se leía el texto: Tláloc regresa a Texcoco. El proyecto de la plaza Coatlinchan, inició en 2005 con el gobierno local encabezado por Higinio Martínez Miranda, a petición de habitantes del poblado, quienes no estuvieron de acuerdo en el traslado del monolito en el año 1964, por lo que plantearon la idea de construir una réplica en el lugar.

Acordado el proyecto se dio el encargo al escultor Ramiro Ramírez Quintero.

En la zona donde está la réplica, este jueves, los vecinos efectuaron actividades culturales para conmemorar los 50 años de que se llevaron la pieza.

Algunos residentes, inconformes, aunque resignados, han observado que desde que trasladaron el monolito, las lluvias dejaron de ser copiosas.

A 50 años de que el monolito fue despojado a sus habitantes, estos señalan que la figura que se llevaron fue Chalchiuhtlicue.

Milenio

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *