La chica de Texcoco que triunfa en Europa gracias a su “inteligencia emocional”

karinajimenez161-768x480

 “Nací en la pequeña ciudad de Texcoco. Desde niña, mis papás me enseñaron que las ciencias no eran difíciles y que yo era muy lista. Esto me animó psicológicamente y acentuó mi determinación. Por ello, siempre me gustaron las matemáticas y luego entré en concursos de ciencias a nivel nacional e internacional. La inteligencia emocional repercutió mucho en mi vida, y es un baluarte de mi carrera”, dice a Forbes, Karina Jiménez García.

La Fundación L’Oréal, en colaboración con la UNESCO, otorga 13 becas de 20,000 euros para las mujeres científicas en post-doctorado. En esta edición 2016, de 1,032 candidaturas a escala mundial, una de las 13 ganadoras fue la mexicana Karina Jiménez García, gracias a su estudio sobre el magnetismo en gases de átomos ultra fríos.

“La asertividad ayuda a avanzar en diferentes aspectos personales. Repito, mis padres me quitaron todas las barreras, diciendo ‘es fácil, ‘tú puedes’. Luego, yo sola me propuse objetivos, busqué un buen equipo de estudio y empecé a crecer. Fui a Estados Unidos pues me seleccionaron para una investigación, y me encontré con William D. Philipps  (Premio Nobel 1997), del que aprendí mucho. En ese lapso, encontré a mi esposo quien también es un científico apasionado, y estamos ahora juntos en Francia. Siempre avanzando”, afirma.

En lo profesional, la inteligencia emocional es clave en el trabajo de equipos, identifica los talentos de cada uno y conforma un grupo rico en habilidades.

Le permite ganar en confianza y esforzarse más de lo que creía. “Lanzarse en una tarea y pasar por encima y más allá conduce a resultados sorprendentes y abre oportunidades inesperadas que pueden cambiar la vida”

Tips sobre inteligencia emocional:

Autoestimularse, ampliar su visión:

“Estimular su perfeccionismo sin ponerse límites y tener atención al detalle. Ya sea que esté planeando un proyecto, como voluntario para alguna causa, o ayudar a su hijo con un proyecto de la escuela, poner el esfuerzo total en la tarea en cuestión. Cuando hay determinación, hay una energía pulsante en las acciones que llevan a resultados increíbles. Un trabajo vale la pena hacerlo perfecto. El perfeccionismo mesurado contribuye a superar nuestra capacidad”.

Rodearse de gente que le motive a crecer:   

En lugar de ir en busca de la movilidad social y la riqueza, abrazar un sentido más universal de la palabra éxito.

“Unirse con gente motivada, optimista y emprendedora”. Decir no a la complacencia, mejorar y crecer en todo lo que haga.

“Nunca estar satisfecho, que las personas que te rodean puedan quedar impresionados con tu esfuerzo”. El valor de la inteligencia emocional es que contribuye a perfeccionar la habilidad natural.

El Índice de Coeficiente Intelectual no es el gran diferenciador a la hora de determinar el éxito.

No se trata de una situación de la competencia sin fin, tratando de demostrar su valía contra otros, sino de dotarse de una mejor calidad de vida.

Sin embargo, un reciente estudio indica que la inteligencia emocional ha decrecido en el mundo.

 

Forbes

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *