Mexicanos llevan al Vaticano alegría por nuevo cardenal Aguiar Retes

rv21268_articolo

Un nutrido grupo de mexicanos, en su mayoría provenientes de Texcoco y Tlalnepantla (Estado de México), expresaron hoy su alegría por el nuevo cardenal Carlos Aguiar Retes con saludos, cantos y porras en el Vaticano.

Por la tarde de este sábado tuvieron lugar las tradicionales “visitas de cortesía”, durante las cuales los fieles pudieron saludar a uno de los 16 purpurados que esta mañana recibieron el birrete colorado de manos del Papa Francisco.

En el atrio del Aula Pablo VI, el más grande auditorio del Vaticano, fue ubicado el arzobispo de Tlalnepantla, quien dedicó unas dos horas a saludar a feligreses, religiosas, sacerdotes, funcionarios de la Curia Romana y otros cardenales.

Desde antes de las 16:30 horas locales (15:30 GMT), Aguiar Retes comenzó a saludar a los visitantes que en varios momentos formaron largas colas, aunque todos mantuvieron el protocolo sin excesivas aglomeraciones.

Desde Tlalnepantla viajó a Roma un grupo de unas 150 personas, mientras que de Texcoco hicieron lo propio otros 30 fieles. Además se acercaron a saludar al nuevo purpurado integrantes de la comunidad mexicana en Roma.

Entre ellos estaba María Luisa García, una feligrés de Texcoco -donde Aguiar fue obispo de 1997 a 2009- y que lo conoce desde hace 19 años.

“Nos da mucho gusto porque desde que lo conocemos sabemos que es un hombre de caridad, de humildad. La ceremonia de hoy es algo que ya esperábamos, sabíamos que iba a llegar, lo deseábamos, era nuestra esperanza”, dijo García en declaraciones a Notimex.

“Conociendo su forma de trabajar, su forma de dirigirse a la gente y las actividades que él impulsa, su cardenalato para nosotros es una esperanza. Algo bueno va a pasar y algo va a cambiar, esa es la esperanza que tenemos”, añadió.

Destacó que Aguiar Retes suele tratar a todos con mucha humildad, mucho respeto y responsabilidad, por eso su nombramiento es un acontecimiento positivo para México.

También estuvo Joaquín Robledo Zamora, párroco de Santa Cruz de Arriba en Texcoco, quien ayudó al nuevo cardenal en asuntos relacionados con la economía de la diócesis texcocana.

“Lo conozco como un hombre de una mentalidad avanzada, tiene grandes proyectos de vida para la Iglesia. Esto no solamente es un bien para la Iglesia de México sino para la Iglesia universal. Es un hombre que ama a la Iglesia y sabe conducir”, indicó a Notimex.

“Es una emoción que llega al fondo del corazón saber que es cardenal, que nos representa a todos nosotros, a la Iglesia mexicana. En Texcoco él aprendió a ser obispo y ahora lo vemos como cardenal, para nosotros es maravilloso y esperanzador”, abundó.

Aguiar Retes saludó uno por uno a sus invitados y a todos aquellos que se acercaron, concedió numerosas bendiciones, recibió abrazos de todo tipo, se sacó fotos con cada persona y hasta escuchó porras en su honor.

Después del mediodía de este sábado, el arzobispo de Tlalnepantla se sumó a los otros 15 nuevos cardenales y al Papa en una visita privada a Benedicto XVI, en el convento Mater Ecclesiae, su residencia en el Vaticano.

Francisco abrazó afectuosamente a Joseph Ratzinger y así lo hicieron los otros purpurados. “Un encuentro fraterno caracterizado por la alegría y la sencillez”, indicó la Radio Vaticano.

En su calidad de cardenal, a Aguiar Retes se le asignó un “título de diaconía”, es decir una parroquia de Roma a la cual él estará especialmente ligado. Se trata del templo de los santos Fabiano y Venanzio en Villa Fiorelli, en el sureste de la ciudad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *