Realizan jornada de limpieza en el cerro Tezcutzingo

dsc02239-copia

Trabajadores de Servicios Públicos de Texcoco, retiraron tres toneladas de basura durante una jornada de limpieza en el cerro de Tezcutzingo, donde están ubicados los baños del Rey Nezahualcóyotl. Las labores fueron desarrolladas en las presentes vacaciones de fin y año nuevo.

La acción de saneamiento fue realizada como parte del programa de preservación y rescate de los sitios arqueológicos de Texcoco, informó el director de Servicios Públicos, Edmundo Rosales López.

“Se trata de que los visitantes puedan disfrutar de estos espacios que son parte de la historia texcocana”, dijo, al añadir que hacen un llamado al turismo local, nacional e internacional a que no tiren la basura en la zona y la depositen en los lugares destinados para ello.

Recordó que el cerro de Tezcutzingo, aún conserva los baños donde tomaba sus duchas el rey Nezahualcóyotl.

“La instrucción es que se mantenga la limpieza en los sitios turísticos, especialmente en los periodos vacacionales, para ofrecer a los visitantes alternativas para conocer y disfrutar de Texcoco”, señaló Rosales López.

En la jornada de aseo participaron 120 trabajadores, quienes en el caso del cerro, recorrieron de arriba a abajo el lugar, recolectando más de 3 mil kilogramos de desechos, en su mayoría envases de plástico y vidrio, latas de jugos y refrescos, entre otros desperdicios que dejan los paseantes.

Otras zonas saneadas

El funcionario añadió que también llevaron a cabo labores de higiene en zonas que tienen vestigios arqueológicos como La Trinidad, Huexotla, El Cerrito de los Melones y San Diego, donde fue retirada una tonelada de residuos.

“Trabajamos en la limpieza de áreas, con el objetivo de retirar basura inorgánica como PET, plásticos, latas y vidrio; ahora estos sitios arqueológicos de Texcoco están en condiciones de recibir a los visitantes, porque se encuentran limpios y con las áreas verdes rehabilitadas”, abundó.

Hizo un llamado a los turistas para que no dejen basura, sobre todo plásticos, vidrios y envases de cartón, ya que además de dar mal aspecto tienen efectos dañinos para la naturaleza.

“Lo recomendable es que si llegan con su botella de agua, refresco, bolsas de plástico o papel, al final de su visita, puedan llevárselas y no las dejen tiradas en el perímetro de los sitios arqueológicos o en el campo, sobre todo en uno de los más importantes como es el cerro de Tezcutzingo, donde ha sido encontrada una gran cantidad de basura”, finalizó Edmundo Rosales, titular de Servicios Públicos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *